Prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas

prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas

Me acostó sobre la mesa, me hizo abrir la pierna, y con gran habilidad comenzó a chuparme la vagina, era delicioso, su lengua sabía moverse. Mientras yo me recuperaba, el se puso de pie, tomo su enorme verga y la apunto a mi vagina.

Sentí como me abría y como me llenaba con aquella vergota. Yo hablaba como nunca lo había hecho, el placer era enorme, sentía como entraba y salía de mí. Apenas iban a dar las 12, todo el día estuvimos cogiendo, lo hicimos en mi recamara, en el baño, en la sala, en el jardín, la cocina.

Una media hora antes de la llegada de Arturo nos bañamos y vestimos, al llegar Arturo no sospecho nada. Estar con mi suegro fue increíble. E —Hola Pamela, siéntate y desayunemos. P —Buenos días, gracias señor Eduardo. E —Quiero disculparme por lo de ayer, sé que estuvo mal. P —Olvidemos ese asunto, es lo mejor. E —Me imagino que no tengo una oportunidad contigo. Él se paro, se puso a mi lado, se bajo el pantalón de la pijama, quedo al aire un enorme pene.

E —A mi ninguna puta me va a despreciar. Tomó mi cabeza, me hizo abrir la boca, y metió su pene en mi boca, apenas estaba duro. E —Mamamela para que se pare bien. P —Suegro por favor, soy la esposa de su hijo. E —Sí y también eres una puta que desea ser mía. P —No suegro, no siga, prometo que Arturo no se enterara si para con esto. E —Si te encanta la verga puta, sabía que ibas a terminar cediendo. P —Suegro no se que me pasa con usted, se que no esta bien, pero no me puedo detener.

P —Vente en mi boca antes de que me arrepienta. P —No eso no, ya es mucho con que te chupe el pene. Obedecí, el me hizo dar la vuelta. P —Aaaahhhh me vengo suegro, que bien mamas. P —Aaaahhhh suegro que vergota tienes, como me llena. P —Cogeme, cógeme duro. P —Que bien coges, eres el rey verga. Imaginar que eso les sucedía todos los días me excitaba de una forma extraña pero deliciosa. Un día que regresaba a la casa de mis tíos en un taxi, al pasar por la zona, fingí sentirme indignada, y le comente al taxista que eso no debía de estar pasando en las calles.

Tuve un orgasmo tan intenso que me prometí a mi misma que seria una fantasía que tenia que experimentar pronto para poder sentirme tranquila. Decidí que seria el próximo fin de semana si o si. Los días previos al fin de semana me encontraba muy ansiosa, inclusive tenia dificultades para dormir pensando en lo que iba a hacer. Mientras lo hacia me empecé a excitar de una forma muy extraña. Como era una noche caurosa me vestí muy ligera de ropa y me puse mucho maquillaje.

Entonces tome un taxi que me dejo a unas cuadras y me dirigí caminando hacia la calle donde estaban todas las prostitutas. Entonces al llegar enseguida me rodearon tres de ellas y me dijeron que ahí no me podía quedar por que era su zona, entonces les dije que solo seria por esta noche, que no fueran malas y me dejaran trabajar solo por hoy, después de estar discutiendo un rato dijeron que estaba bien si les pasaba una parte de lo que yo ganase.

Yo acepte y les dije que si. Las chicas me veían de forma extraña, tal vez les sorprendía que alguien como yo estuviera prostituyendose en la calle. Al fin llego mi primer cliente, era un tipo viejo y feo. Me dijo que cuanto le cobraba por solo una mamada, entonces le dije que tanto, el dijo estas muy elevada de precio, pero me gustas mucho y te lo voy a pagar.

Entonces con muchos nervios y con gran excitación me subí a su auto, y le pregunte a donde iríamos. El se rió y dijo que no, que se lo hiciera en el auto. Busco un lugar oscuro y se estaciono, entonces se bajo la cremallera y se saco su pene, me tomo por la cabeza y me la bajo. Yo primero le empecé a pasar mi lengua por su glande, estuve así por unos minutos. Al terminar de decir esto mi boca se lleno de abundante semen. Estaba tan excitada de sentirme una Terminado todo me fue a dejar al lugar donde me había encontrado.

Al llegar al lugar tuve que repartir mi dinero, con las otras para que me siguieran dando chance de trabajar. No paso mucho tiempo y se paro un auto cerca de mi posición, era una pareja marido y mujer. El me dijo cuanto les cobraba por atenderlos a ambos y les dije el precio. Sin decir nada me abrieron la puerta, salio la mujer y me dijo que entrara al auto en la parte delantera en medio de ellos. Entonces ya adentro la mujer, me metió la mano entre mis piernas y me empezó a masturbar suavemente yo solo me dejaba.

Me estubo masturbando durante todo el camino. Llegamos a unos departamentos y entramos, fuimos a una habitación nos desnudamos los tres y ella se recostó.

El me empujo hacia ella y le empecé a chupar su clítoris mientras ella le mamaba la tranca a el. Después de un rato cambiamos de posición, entonces el la penetro y me dijo que me sentara en la cara de ella.

Así lo hice y me empezó a chupar deliciosamente. Así estuvimos largo rato cambiando de posiciones, tiempo en el cual llegue a tener dos orgasmos, hasta que el señor estuvo a punto de acabar. Nos ordeno que nos pusieramos las dos hincadas de frente a su pene con la boca abierta y lanzo abundantes chorros de semen en la boca y cara de cada una, los chorros parecían interminables.

Como ya había tragado el semen de mi primer cliente, no me importo hacerlo de nuevo. Después entre las dos lamíamos su tranca sintiendo como cada vez se hacia menos dura. Terminamos con un gran beso, entre ella y yo, compartiendo el poco semen que nos quedaba en nuestras bocas y caras. Al poco rato llego una camioneta con 4 tipos jovenes dentro. Se acercaron hacia mi, y me preguntaron que cuanto les cobraría por una fiestecita privada, entonces les di el precio y me dijeron que me darían el doble pero a condición que hiciera todo lo que ellos querían.

Después de pensarlo por un momento, les dije que estaba bien pero si me daban un poco mas de dinero. Entonces discutieron un rato y me dijeron que si.

Yo me imaginaba que ahí iba a empezar todo pero ni me tocaron. Entonces de momento uno de ellos me empujo a la cama, caí en ella al darme vuelta vi que todos se estaban desnudando.

Yo solo me quede ahí inmóvil pensando en lo que estaba por sucederme. Entonces se acerca a mi y puso su tranca a la altura de mi boca y me dijo que se la agarrara. Después de un rato, uno de ellos me empezó a escupir en mi vagina y empezó a tratar de meterme todos los dedos de su mano en mi rajita, luego me levanto e hizo que me sentara en su tranca y me la clave hasta el fondo. Entonces otro se puso de frente a mi y con mucha fuerza también me la metió. Tenia dos trancas dentro de mi vagina al mismo tiempo.

La verdad es que al principio me dolió un poco por la sorpresa, pero después mi vagina se dilato que fue algo muy placentero. Estaba siendo doblemente penetrada, los otros dos se pusieron frente a mi y yo me turnaba en chuparles el pene a cada uno. Tuve tantos orgasmos que perdi la cuenta.

prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas

: Prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas

Prostitutas en es castell prostitución voluntaria Busca ayuda profesional para superar ese trauma. Yo hablaba como nunca lo había hecho, el placer era enorme, sentía como entraba y salía de mí. Así que tome un taxi de regreso y le dije que me dejara en un parque que esta cerca de mi casa. No le dejes dinero si te lo pide. A mojar que son dos días.
Prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas Tuve tantos orgasmos que perdi la cuenta. El contacto con él me ponía nerviosa, pero yo era una mujer fiel, no podía demostrarle que lo deseaba. La fantasía es así. La acariciaba al terminar el acto, la abrazaba, le besaba la frente, No la trate como a una prostituta, en ese caso. Mientras lo hacia me empecé a excitar de una forma muy extraña.
PROSTITUTAS EN ANDORRA CHICAS MADRID PROSTITUTAS Al llegar a mi destino le dije al taxista Disculpe, no tengo efectivo pero prostitutas tarrega prostitutas en abrera usted quiere le puedo pagar de otra forma, mientras con una de mis manos le acariciaba su vega por encima de su pantalón. Gerardo y yo nos hicimos novios en la preparatoria y cuando pasamos a profesional fue la primera vez que tuvimos sexo; en general fue bastante bueno, él me hacía llegar al orgasmo y me decía que le gustaba mucho como se lo hacía yo. De repente se detuvo y se salió; pensé que ya había terminado, pero luego me di cuenta de que introducía algo delgado en mi ano, creo que era un dedo; empecé a decirle que por allí no lo hiciera, que tuviera piedad, pero él me dijo que me aguantara o sería peor y que había dejado pasar mi oportunidad cuando el me lo pidió por las buenas. Un poco después prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas a un edificio donde había varias patrullas afuera; nos estacionamos y ellos bajaron; uno me abrió la puerta y me sacó mientras otros polis que estaban allí les decían: Al llegar al lugar tuve que repartir mi dinero, con las otras prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas que me siguieran dando chance de trabajar. La primera vez que escribí un relato aquí, hace unos años ya, les dije que también les contaría fantasías que tengo. Apenas iban a dar las 12, todo el día estuvimos cogiendo, lo hicimos en mi pintor prostitutas lesbianas prostitutas, en el baño, en la sala, en el jardín, la cocina.
HERMOSAS PROSTITUTAS LA PROSTITUCIÓN Prostitutas baratas en lerida prostitutas cornella
Ese fin de semana Gerardo y yo íbamos a ir al cine y luego a cenar y al final de seguro terminaríamos en la cama como casi siempre. A mojar que son dos días. Se ha escrito mucho sobre el tema en la literatura, en el cine y la tv. Anda que si yo pudiera tener sexo con una tía buena la iba a perdonar Después entre las dos lamíamos su tranca sintiendo como cada vez se hacia menos dura. Sedal Nutrición Micelar Compartir.

Prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas -

En respuesta a kaliman Pero el sexo es mas que una cosa entrando en otra.

0 thoughts on “Prostitutas enamoradas relatos porno de prostitutas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *